Los 27 Catalinos Junio 2021. Propuesta mensual Oración Familia Carismática. Hna. Silvina López ecj.

La primera vez que leí estas palabras de Madre Catalina quedaron garbadas en mí y vuelven a hacerse presentes en mi camino, en distintos momentos, con la misma fuerza del primer día. Están escritas en sus Memorias en el momento en que el Padre David Luque le proponía que ingrese a otra Congregación y ella le responde así: “le hice ver que absolutamente no podía fijarme en ninguna otra cosa, ni me inclinaba a nada; que esta idea estaba como entrañada en mi alma…” (Cap 7 pág. 38).

Estaba como entrañada…si bien ella se refería a su Sueño Dorado, al fundar la Congregación, me animo a decir que en esa idea quedaban albergadas las experiencias más profundas de Catalina con su Amo el Sagrado Corazón: su vocación, sus años de paciente y entregada espera, sus sentimientos de compasión hacia aquellas mujeres que no eran tratadas dignamente, sus ansias de enseñar la doctrina para dar a conocer a Jesús y los ejercicios espirituales.

Quiero detenerme en los ejercicios espirituales porque hace un tiempo vivo en la Comunidad de Villa Allende. Una de las tantas Casas donde la pandemia se hace sentir. Les cuento que al principio cuando caminaba por sus pasillos y galerías sentía tristeza de verla deshabitada y sin posibilidades de recibir gente.

Sin embargo, con el paso del tiempo al caminar por ella fui sintiendo la paz y la presencia de Dios que ella transmite; hasta que un día me conmoví cuando una persona que vino a descansar en soledad me dijo: “esta casa tiene algo especial, se siente en ella la experiencia “acumulada” de quienes estuvieron aquí y se encontraron con Dios”.

Esto me hace volver la mirada a Madre Catalina y escuchar esas palabras “…entrañada en mi alma…”, así llevaba ella su vocación, su sueño dorado, en definitiva así lo llevaba al Sagrado Corazón.

Que en este mes nosotros podamos volver a recordar algún retiro o ejercicios espirituales que hayamos hecho y así reencontrarnos con aquellas experiencias que tuvimos con El en las cuales nos mostró algo de su Corazón.

Comparto con ustedes algunas fotos de estos lugares que, si bien están esperando que lleguen personas, grupos etc. no están vacíos, sino que guardan esas experiencias con Dios que quedaron entrañadas en el corazón de tantos.