Junioras Esclavas del Corazón de Jesús.

Misión Santiago del Estero -Pampa Mayo

En el mes de Julio las Junioras Florencia, Lourdes y Gabriela junto a Madre Cecilia Sarmiento, estuvimos de misión en Pampa Mayo, ubicada a cuarenta minutos de la capital de Santiago del Estero. Hace varios años, distintas hermanas y misioneros aman y reparan en este lugar.

Al llegar a Pampa Mayo, fuimos conociendo el lugar, visitando las familias, presentándonos, e invitando a los encuentros que organizábamos por la tarde para las mujeres y niños. La misión de esos días fue para nosotras un regalo de Dios, descubrimos mucha presencia de ÉL en cada rostro, mirada honda y profunda, en cada sonrisa, en la sencillez y en los paisajes bellos que costaban dejar de ver. Era hermoso llegar de vuelta a la casa con ese gusto lindo del Reino, de lo entregado cada día.

De las muchas experiencias y charlas compartidas, recordamos el último día de misión, donde nos pusimos en camino hacia Tajamar, paraje cerca de Pampa Mayo. Íbamos casa por casa, saludando y en un momento al mirar hacia el final del camino vimos a una señora que iba caminando, por donde creíamos que no había nada. Seguimos su camino y nos encontramos con una bella mujer, trabajadora, que tenía su casa al final de este camino, allí cría animales, trabaja la tierra, pone todo su esfuerzo para comer día a día. Para ella lo esencial es poner su confianza en las manos de Dios.

“Sabiamente Ignorante, iré donde no se, puesto el corazón en ti, te seguiré” (Jerónimo Nadal).

Esto fue lo que marcaron esos días de misión; gente que abría el corazón, que compartía heridas, alegrías, perdidas. Simplemente y hondamente nos compartía la vida.
Nosotras al llegar recogimos frutos de estas hermanas y misioneros que hace un tiempo atrás empezaron recorriendo este camino. Fue hermoso volvernos con esta sensación y descubrir el carisma vivo del Amor y la Reparación en estos lugares.

Una sorpresa linda fue encontrar la imagen de Madre Catalina en la escuela de Pampa Mayo, palpamos su presencia cercana y tierna que desde el cielo los cuida e intercede por cada uno.

Florencia Longo, Gabriela Molina y Lourdes Olivera, Junioras  Esclavas del Corazón de Jesús, hicieron dos años de Postulantado en la ciudad de San Juan. Vivieron su paso al Noviciado el 22 de febrero de 2019. Actualmente se encuentran en la Casa Madre B° General Paz de la ciudad de Córdoba y continúan con su formación.