En el Colegio Sagrado Corazón de Villa Dolores existe una verdadera empresa, combinación de fábrica de rosarios y catequesis.

Los que tenemos colegios sabemos que los diferentes horarios que salen los hermanos que van a Primaria y a Secundario es un verdadero problema. Los más pequeños se quedan dando vuelta por el colegio sin que nadie los cuide o bien tenemos que prever esa situación hasta que sus hermanos mayores los llevan con ellos.

Muy creativamente, la Hna Rosario ha instalado una fábrica de rosarios misioneros con estos pequeños que van desde Inicial a los más diversos grados. A la vez les habla de cada misterio, les hace querer y conocer a Jesús y a María, les enseña a rezar el rosario y el sentido de cada color. También rezan Ave Marías por los misioneros. Ellos de lo más entusiasmados no abandonan la industria y comprenden perfectamente el sentido. Todo en el marco del Mes de María.

¿Para qué se usan estos rosarios? ¡Durante el Mes de María llevan hechos cerca de 500! Para regalar o para vender y ese dinero se dona a la causa de canonización de Madre Catalina.

Tarea sencilla, fácil, práctica pero llena de amor y de sentido…. Viéndolos en el patio me hace acordar a los santos de la puerta de al lado.