Los 27 Catalinos. Propuesta mensual Oración Familia Carismática. Comunidad de las Hnas. Esclavas en Casa Madre.

En este 27 Catalino la invitación es a reflexionar en torno a la caridad de Madre Catalina. Una heroica en el amor. 
La caridad fue en nuestra madre una de las virtudes más características, y es uno de los regalos que ella nos hace para vivir el carisma del Amor y la Reparación. Aunque, para alegría de todos nosotros su gran familia, no es el único regalo que nos legó. Aprovechando que como Iglesia estamos celebrando Pentecostés, pensemos juntos en siete dones, en siete regalos que nos hace Madre Catalina con su vida:

Primer Regalo: Perseverancia: “Siga adelante confiando siempre en la bondad del Corazón de Jesús”.

Segundo Regalo: El buen nombre del prójimo: “No permita ni una sola palabra que tenga algo de crítica o murmuración”.

Tercer Regalo: Amor a los más pobres: “Como usted sabe, todo lo que viene aquí se emplea en los pobres y en la gloria de Dios”.

Cuarto Regalo: La gratitud: “La gratitud es una virtud y un deber que debemos practicar siempre”.

Quinto Regalo: Fortaleza: “Evitar cuanto me sea posible afligirme en los sucesos adversos”.

Sexto regalo: Confianza: “Ánimo y confianza en Dios”.

Séptimo Regalo: Caridad: “…estos actos, en unas y otras, consuelan mi corazón en vistas de que ellos emanan de la santa caridad que reina entre las hermanas. Sin duda también alegrarán el Corazón de Nuestro Amo”.

La lista de dones y regalos podría seguir… ¿Te animas a hacer tu propia lista de los dones y regalos que hoy te trae Madre Catalina?

Especialmente en este tiempo que estamos viviendo, pensar en estos dones nos ayuda a actualizar en lo concreto y cotidiano de nuestras vidas el carisma del Amor y la Reparación. Es un tiempo para amar mucho, es un tiempo en el que nuestra caridad nos debería distinguir, como distinguió a Catalina en su gestos, palabras, acciones, silencios, dolores y alegrías.

Ella nos dice hoy: “Al tiempo que se trabaja se ama” … Podemos parafrasearla y decir: Al tiempo que nos conectamos, amamos. Al tiempo que permanecemos en casa, amamos. Al tiempo que ayudamos a alguien, amamos. Al tiempo que nos cuidamos mutuamente, amamos. “Al tiempo que se trabaja se ama”.

No nos cansemos nunca de Amar, de vivir la caridad y de dejar que nuestra vida irradie la caridad del Corazón de Jesús. “Madre Catalina gracias por esa caridad que viviste a lo largo de tu vida, que hoy es fuente de inspiración que genera dones y regalos que nos ayudan a vivir el seguimiento de Jesús”.