Maruca y Roberto, dos santos de la puerta de al lado

0
394
Maruca y Roberto, Los Cerrillos.

3 de Octubre de 2019. Hna. Silvia Somaré ecj. Comunicación @Madre Catalina

Maruca y Roberto viven en Los Cerrillos, un pequeño pueblo que está en el límite de Córdoba con San Luis. Allí la geografía se hace agreste, tierra con tosca, dura, estéril, árboles espinosos dan su sombra alrededor de la plaza en donde está la capilla de la Virgen de San Nicolás, al lado de la casa de Roberto y Maruca.

Este matrimonio con más de 40 años de casados, tuvieron muchos hijos y se preocuparon primero por educar su fe, sus valores y luego intelectualmente. Todos son buena gente.

Ahora además de cuidar y malcriar nietos cuidan y visitan a los enfermos y ancianos del pueblo. ¡Son una especie de registro civil ampliado! También cuidan la capilla, rezan el rosario, llevan la imagen de la Virgen a las familias y como viven al lado, Maruca tiene presente quien pasa de largo si “saludar a la Madre” para luego recriminarle. Es muy alegre, sociable y charlatana, en su bicicleta llega a todos lados con cualquier clima.

Roberto es más callado, trabaja la tierra, me emociona la unción con que se saca la gorra y saluda a las imágenes de los santos y el modo en que entrelaza el rosario en sus dedos gruesos. No tienen mucho dinero, son felices con lo que tienen, no buscan más que servir a la Virgen.

Por esas cosas de la vida conocieron a Madre Catalina, y tal fue su difusión, que me contaron tres gracias que había hecho en el pueblo, una de ellas un matrimonio que no podía tener hijos y pronto tendrán el regalo de ser papás.

Tienen la imagen de Catalina en su casa y los domingos o días de fiesta la llevan a la capilla “para que todos la vean”.

Roberto y Maruca no hacen cosas extraordinarias, hacen cosas comunes, con la valentía y fortaleza de hacerlas cada día. Santos de la puerta de al lado.

En este link otros santos de la puerta de al lado